A partir de lo que aquí nos regala Monique Pinçon-Charlot, decía Julio Cortázar, que por lo demás hablaba muy bien el francés, que:

“Es necesario darse cuenta de que la violencia-hambre, la violencia-miseria, la violencia-opresión, la violencia-subdesarrollo, la violencia-tortura, conducen a la violencia-secuestro, a la violencia-terrorismo, a la violencia-guerrilla; y que es muy importante comprender quién pone en práctica la violencia: si son los que provocan la miseria o los que luchan contra ella”.

Y aquí tenemos la argumentación desarrollada de manera brillante de cómo la violencia siempre empieza por la clase dominante, la misma que después va a tildar a los pueblos de “violentos”. Pero nosotros sabemos, sabemos perfectamente cómo es la cosa.

Militar es transmitir la verdad. No callemos, pasemos adelante esta verdad que hoy viene en francés, pero que sigue siendo universal.