Jamás antes en la historia una cámara estuvo tan cerca ni tan dentro de los hechos. El documental ‘La revolución no será transmitida’ fue realizado por los cineastas irlandeses Kim Bartley y Donnacha O’Brien, que habían obtenido acceso a Hugo Chávez para hacer un trabajo no relacionado y se encontraban, por lo tanto, en Venezuela y en el interior del Palacio de Miraflores, durante el golpe de Estado de abril de 2002.

Además de ser un registro único en su clase, esta película es un documento histórico sobre la política de la Patria Grande. En una situación polarizada como pocas veces se ha visto, las posiciones de gobierno y oposición golpista están muy claras y son una especie de tipo ideal que merece ser estudiado.

He aquí algunos detalles, en orden cronológico, a los que es necesario atender:

17’45”: La anécdota del supuesto abuelo “asesino” de Chávez, contada por el propio Hugo Chávez. Mucha atención aquí a cómo esto marca la personalidad del comandante.
22’00”: Brillante definición de política popular y democracia.
29’55”: Atención a una bandera de Estados Unidos que flamea en medio a la marcha opositora.
30’45”: Expresiones de conciencia del pueblo revolucionario sobre lo que realmente estaba ocurriendo en Venezuela y en el mundo.
32’00”: Francotiradores y los trágicos sucesos de Puente Llaguno; ejemplo clásico de manipulación de los hechos por parte de los medios de comunicación dominantes.
35’05”: Los medios de comunicación convocan e invitan a los militares al golpe de Estado, abiertamente.
36’30”: El sabotaje y toma de VTV Canal 8, Venezolana de Televisión, el único medio que defendía al gobierno.
39’48”: El análisis de un funcionario de gobierno, que atribuye el golpe a la incapacidad del chavismo a la hora de llevar a cabo una estrategia comunicacional adecuada, es decir, al no haberse puesto al hombro la batalla cultural.
42’10”: Mientras se llevan detenido a Hugo Chávez, que jamás aceptó renunciar, una voz le dice: “¡Volveremos, presidente!”, a lo que Chávez contesta: “No nos hemos ido. Jamás nos hemos ido”. Son palabras para guardar.
43’25”: Entre risas y gozo, los medios dominantes celebran el golpe consumado y se felicitan a sí mismos por el papel que jugaron.
45’50”: Juramento de Pedro Carmona y del nuevo fiscal general. En su encendido discurso, este pone de manifiesto que, para recuperar la “democracia” (en palabras de Carmona, para “restablecer la justicia, la igualdad y la responsabilidad”), el nuevo gobierno decreta el cierre del Congreso (revocando los mandatos de todos los diputados), la suspensión de la Corte Suprema, del defensor del pueblo y de la autoridad electoral (urnas bien guardadas).

El golpista Pedro Carmona Estanga, líder de la patronal, jura como presidente. Pero muy poco le duró la alegría.

47’40”: Empieza la represión callejera. Nótese el relato de populares, que afirman nunca haber sido reprimidos por Chávez (esa extraña dictadura que no reprime) y que, justo en el primer día de la nueva “democracia” el pueblo recibe palos y gases.
49’10”: Los EE.UU. se pronuncian, ya sin preocupación. Nótese que durante todo el documental los yanquis expresan de manera reiterada su “preocupación” por lo que ocurre en Venezuela mientras gobierna Chávez, pero es el primer país del mundo (y el único, junto a España) en reconocer el gobierno golpista de Pedro Carmona.
49’35”: Asedio a la embajada de Cuba en Caracas, donde se había refugiado el entonces vicepresidente Diosdado Cabello.
51’20”: Empieza la resistencia popular callejera y el pueblo baja de los cerros a reclamar por su líder.
54’00”: Las clases populares cercan el Palacio de Miraflores para exigir que vuelva Chávez. Hay un millón y medio de venezolanos en el lugar.
54’30”: Nótese el guiño de la guardia presidencial al pueblo que rodea al Palacio de Miraflores. Es la seña para que esperen tranquilos.
54’45”: Empieza el contragolpe por parte de la guardia leal a Chávez. Expresiones de miedo entre los golpistas en el interior del Palacio al darse cuenta de que su custodia está a punto de rebelarse.
55’55”: La imagen histórica de los soldados en el techo del Palacio de Miraflores, anunciando que habían retomado el control.

Los golpistas son derrotados y se produce la imagen histórica de los soldados chavistas en el techo del Palacio de Miraflores.

1:00’03”: El nuevo fiscal general, que había vociferado decretos algunas horas antes, ahora está detenido y tiene tristeza…
1:00’55”: Pedro Carmona, que había logrado escaparse de Miraflores (no sin antes vaciar las cajas fuertes), está escondido en alguna parte pero declara por teléfono a los medios que hay “total normalidad”. Recuérdese que VTV Canal 8 sigue fuera de aire y solo los medios privados “informan” a los venezolanos. Había que sostener la mentira, aunque la derrota de la derecha golpista era ya muy clara.
1:03’00”: Se recupera finalmente la señal de Canal 8.
1:04’15”: Llega el vicepresidente Diosdado Cabello, mientras Estados Unidos aún intentaba secuestrar y sacar a Chávez (que sigue cautivo de los golpistas) del país en un avión.
1:05’30”: Juramenta Diosdado Cabello como presidente interino y pone fin al vacío de poder. Su primer orden es que todos salgan a buscar y a rescatar a Chávez.
1:07’35”: Llega Chávez, con el puño en alto, y es millones en brazos de su pueblo.